Lesión de Messi ante el Betis 11.11.2013

lesion messi 2013 betis

La inquietud que todos les aficionades al fútbol teníamos, los malos presagios que apuntaban las recurrentes lesiones de Leo Messi en estos últimos meses se confirmaron de la peor de las maneras el pasado fin de semana, a los 20 minutos del encuentro en el Barcelona y el Betis. En ese momento, tras driblar a un contrario, Messi cayó al suelo, torció el gesto e inmediatamente se acercó a la banda para pedir el cambio.

Lesión de Messi ante el Betis

Se acababa de romper el biceps femoral de la pierna izquierda, el musculo que le había venido dando problemas desde su primera lesión, hace ya seis meses, en los cuartos de final de la Champions League en Paris. Se estima que su baja será de seis a ocho semanas y seguirá su recuperación primero en Barcelona y después en Argentina. No se espera que vuelve a los campos de juego hasta el 2014.

Una de las declaraciones más interesantes sobre la lesión fueron las de Cesc a pie de campo del Betis: “Yo viví lo mismo durante un año y medio en el Arsenal. Fue un calvario, un no parar, una y otra vez, hasta que me metí en un pozo. Es una lesión muy puñetera; si no se cura bien se vuelve a abrir. Leo tiene que parar, cuidarse, pensar en su salud”. Esperemos que este calvario no se repita en el cuerpo y en la cabeza de Leo.

Recuperación de la lesión de Messi en el biceps femoral

Según escribió en el diario español El País Luis González Lago, que ha sido médico del Atlético de Madrid de balonmano y que actualmente trabaja en el Baniyas, de la liga de fútbol de Emiratos Árabes Unidos, las lesiones musculares como la que ha sufrido Leo Messi se tratan en el deporte profesional mediante plasma rico en plaquetas, también conocido como ortokhine.

Esta técnica consiste en que entre la primera y segunda semana tras la lesión, una vez que se ha reducido el hematoma, se extrae al propio deportista una pequeña cantidad de sangre que procede a centrifugarse rápidamente. De este modo, se pueden eliminar los glóbulos blancos y rojos mientras se conservan los factores de crecimiento contenidos en el plasma, que se reinyectan en la zona lesionada.

Con un tratamiento de este tipo se consigue acortar y mejorar la recuperación. Una lesión como la que ha sufrido Leo puede tardar en recuperarse hasta 8 semanas si se trata solo con reposo. Con esta inyección de plasma rico en plaquetas se puede acortar hasta las 4 semanas consiguiendo, además, una mejor reparación del musculo.

Sin embargo, todas las noticias que han aparecido hasta el momento sitúan el plazo de recuperación de Messi en 8 semanas, quizás por precaución o porque en esta ocasión se pretende ser muy conservador con su recuperación, no arriesgando lo más mínimo.

Aquí os dejo el enlace al artículo completo en el periódico.

Hace unos meses escribí unas reflexiones sobre el tratamiento periodístico que tuvo lugar cuando Messi se lesionó por primera vez.

A vueltas con la lesión de Messi

Me parece que el artículo sigue estando vigente puesto que la infección de escoriosis moral que afectó a la gran mayoría de los periodistas deportivos hace ya muchos años sigue manteniendo una virulencia fuera de lo normal (como ejemplos, en el periódico citado arriba, tenemos a Diego Torres y Ramón Besa, cada uno dedicado a repartir gasolina en Madrid y Barcelona para mayor gloria de la multinacional que les paga). Además, es una infección zombi muy contagiosa y de los periodistas deportivos ha pasado a buena parte de los ultras futbolísticos, que dejan sentir su rencor y muestran su baja catadura moral sin tapujo alguno en los foros de la red. En tiempos oscuros, personas oscuras. Es una ley, como la de la gravedad, parafraseando al sabio.

Mas de Messi

Entradas relacionadas

Leave a Comment